El problema diabético surge como un desequilibrio del sistema endocrino en su totalidad. Una de las principales causas es una alimentación incompleta, ya que por costumbres, desconocimiento o falta de disponibilidad dejamos de consumir nutrientes necesarios para que las glándulas desempeñen sus funciones con normalidad y dejan de producir sustancias indispensables para que exista una buena salud orgánica

¿Realmente conoces sobre la Diabetes Mellitus (DM)?

La DM es un padecimiento multiorgánico, en el que se ven afectados en forma progresiva casi todos los sistemas del cuerpo humano, reduciendo la calidad de vida tanto del paciente como de la familia.

Solo para ilustrar la interrelación que tiene el páncreas y las demás glándulas, diremos que el páncreas es el primer receptor y distribuidor de sustancias en el organismo, que a su vez recaba hormonas de las demás glándulas y redistribuye en una función por demás compleja.

Las glándulas están alejadas en posición dentro del cuerpo, pero están muy cercanas en funciones y relación, vemos que el páncreas es el primer órgano encargado de desdoblar los nutrientes de los alimentos, vierte jugos digestivos para facilitar la asimilación, provee al hígado de sustancias activas e inicia el abasto de hormonas y sustancias activas a través del sistema sanguíneo hacia los órganos y otras glándulas. De forma directa produce insulina y glucagón dependiendo de las necesidades.

Las suprarrenales; regulan el equilibrio de la sal y del agua, ejercen una función antiinflamatoria, mantienen la concentración de azúcar en la sangre, la presión arterial y la fuerza muscular. Los riñones estimulan la producción de glóbulos rojos.

La hipófisis hace que los riñones retengan agua e interviene en el control de la presión arterial, controla la producción y secreción de hormonas de la corteza suprarrenal. Controla el crecimiento y el desarrollo, promueve la producción de proteínas, las funciones reproductoras la producción de esperma y el semen, la maduración del óvulo y los ciclos menstruales, las características sexuales masculinas y femeninas, cabello, formación de músculos, textura y espesor de la piel e incluso los rasgos de la personalidad.

Slide background

Sistema Endócrino

El conjunto hipotálamo-hipófisis o pituitaria interviene en el equilibrio del sistema nervioso simpático y parasimpático. Los ovarios controlan el desarrollo de las características del sexo femenino y del sistema reproductor. Las glándulas paratiroideas controlan la formación ósea y la eliminación de calcio y fósforo. La glándula tiroides regula el crecimiento, la maduración y la velocidad metabólica.

En cualquier caso la producción excesiva o insuficiente de una o más hormonas provoca una amplia variedad de síntomas.

También sabemos a través de las investigaciones que son tan sutiles las ramificaciones derivadas de la acción de las glándulas en nuestro sistema, que es necesario que tengamos más conocimiento de ellas. Toda acción vital del ser humano está conectada con la fuerza glandular o constructiva del sistema.

El sistema endocrino está íntimamente relacionado y la DM en su creciente destrucción demuestra cómo se va alterando en forma progresiva todo este sistema, siendo los siguientes algunos de los problemas que ocasiona:

  • Alteración de los índices de glucosa causando oxidación celular, daño a órganos, músculos y sistema venoso.
  • Falta de energía. (Astenia, adinamia).
  • Confusión mental.
  • Sed excesiva (polidipsia).
  • Producción exagerada de orina (poliuria)
  • Alteración de la presión sanguínea.
  • Retinopatía. Hipertensión intraocular.
  • Poli neuropatía.
  • Accidentes vasculares. Insuficiencia vascular periférica (IVP)
  • Llagas e infecciones. Pie diabético.
  • Alteración del funcionamiento gastrointestinal.
  • Disfunciones renales.
  • Impotencia.